Restaurantes La Penela

El objetivo de La Penela es aportar una nueva dimensión a la Cocina Gallega, actualizando el clásico concepto de las tradicionales casas de comidas hacia restaurantes a la carta. Establecimientos en los que el cliente pueda degustar recetas clásicas, elaboradas con materias primas de primera calidad,
en un entorno acogedor.

Nuestros Establecimientos

Son locales singulares por su situación geográfica, por su arquitectura y por su ambientación, en los que nuestros clientes se sienten cómodos celebrando sus comidas privadas o de trabajo.

Cocina de Producto

Nuestra cocina utiliza materias primas de primerísima calidad, que pasan por estrictos controles en los puntos de abastecimiento, como la lonja de A Coruña, antes de llegar a nuestros restaurantes.

Nuestra cocina es una “cocina de producto”, por eso nuestro objetivo es ofrecer siempre lo mejor y en su mejor época para el consumo. Esto significa que no siempre están disponibles todos los productos de nuestra Carta; pero siempre tendremos alternativas de gran calidad para ofrecer a nuestros clientes.

La Carta de Comida

La Carta de Comida se divide en cinco apartados principales.

ENTRANTES

Entre los que cabe destacar la Tortilla de Betanzos, la Empanada de Zamburiñas y el Pulpo a Feira.

MARISCOS

Según disponibilidad diaria en lonja, con especial atención a las Almejas a la Marinera, Percebes y Cigalas del Día.

PESCADOS

También según disponibilidad en la lonja, destacan la Merluza, el Mero
o el Rodaballo.

CARNES

Entre las cuales sobresale la famosísima Ternera Asada La Penela, los Callos
a la Gallega o el Entrecot y el Solomillo.

POSTRES

Destacamos la Leche Frita y las Filloas con Crema al Caramelo.

La Carta de Vinos

La Carta de Vinos tiene referencias de las principales Denominaciones de Origen de España con especial atención a los vinos de Galicia, de La Rioja y de la Ribera del Duero.

Reconocimientos

Años de experiencia en el arte del buen comer y numerosos reconocimientos y menciones en guías gastronómicas, como la Guia Michelín o la Guia Campsa, avalan nuestro buen hacer.